8 preguntas clave a responder antes de definir un nuevo modelo de negocio

Patricea Pop

9 minutos para leer

¿Alguna vez habéis hecho algo desesperado para poder aferraros al pasado? Yo sí, y la clave de la transformación es aprender a renunciar fácilmente a aquellas cosas que ya no funcionan. Pero, ¿Cómo las identificas cuando estás tan apegado a ellas?

A través de la magia de las preguntas abiertas.

Por muchas razones, muchos de nosotros nos hemos detenido durante mucho tiempo en las respuestas que teníamos, adoptado las conclusiones de la mayoría y olvidándonos de mirar el mundo a través de los ojos de un principiante. Y esto sucede tanto personal como profesionalmente.

Incluso las organizaciones se mantienen firmes en lo que a los viejos modelos, enfoques y estructuras se refiere, sin embargo, en la búsqueda del nuevo modelo de trabajo y negocio, necesitamos nuevas perspectivas.

He aquí 8 preguntas que nos van a ayudar en este trayecto.

1. ¿Cuál es la mayor lección que he recibido?

Los tiempos difíciles nos dan lecciones valiosas si estamos dispuestos a aprender. El ego, el frágil estado emocional, la falta de flexibilidad y perspectiva nos llevan a evitar la información vital y a no mirar la experiencia a través de una lente constructiva.

Failing forward se convierte en una habilidad esencial para el progreso y la transformación: sin culpa, sin chivos expiatorios, simplemente reconociendo y corrigiendo errores.

Entonces, ¿Cómo mediréis vuestros errores y aciertos?, y ¿Cómo aprenderéis de ellos de ahora en adelante?

2. ¿Cuáles son las creencias que forman la base de la estructura organizativa?

Dicen que en la vida no se obtiene lo que se desea sino lo que se cree y las crisis vienen a anular los patrones de pensamiento obsoletos. Esos pensamientos invisibles que forman el sistema de creencias nos influyen demasiado como para no tenerlos en cuenta.

¿Qué te pareció esencial y en realidad no lo es?

He escuchado muchas veces últimamente:

  • No pensé que seríamos capaces de adaptarnos al online.
  • He descubierto que las personas son igual de productivas cuando trabajan desde casa.
    Es hora de evaluar las creencias que han resultado ser falsas, las que aún nos ayudan, e identificar las creencias que queremos cultivar para poder construir un nuevo modelo.

3. ¿Qué estilo de liderazgo se debería cultivar?

Después de una experiencia efervescente en la que ha demostrado hasta qué punto funciona el «antiguo» modelo, tanto como estructura y como enfoque de liderazgo, surge naturalmente la cuestión del liderazgo.

Más conexión, flexibilidad y compasión, solo hay algunas cosas que los empleados necesitan, pero aún está por verse cómo cambiará el liderazgo a raíz de esta crisis.

4. Si pudieras dejar una «herencia» al irte, ¿Cuál sería?

El «liderazgo heredado» y la huella que dejamos atrás cuando dejamos un equipo, una carrera o una empresa comienza a jugar un papel importante y no es necesario formar parte de la alta dirección para abrazar ese tipo de pensamiento.

De hecho, dada la ola de dimisiones que se anuncia y que ya ha comenzado, la medida en que los líderes han preparado y equipado a sus personas y equipos jugará un papel determinante para el futuro de la organización.

5. ¿Qué tan claros son los límites de la organización?

En un momento en el que el espacio físico, virtual, la información confidencial, el tiempo, las opiniones intelectuales y el estado emocional pueden hacer la diferencia entre el éxito o el fracaso, entre una colaboración exitosa y una que nos frustra, las fronteras son cada vez más importantes. ¿Dónde comienza y termina el espacio, mi tiempo vs. el de la organización?

Es solo una de las preguntas en boca de muchos y denota la necesidad de claridad de los trabajadores y los empresarios. Específicamente, en el ámbito de la organización, deben traducirse específicamente en políticas, mejores prácticas, roles y responsabilidades.

6. ¿Cómo puedes traer la diversión de vuelta a tu negocio/carrera?

Tal vez lo más difícil es traer placer y diversión a las actividades cotidianas, especialmente después de un período que muchos han sentido que es agotador. Pasamos demasiado tiempo en el trabajo para olvidarnos de cultivar el placer.

Una infusión de diversión, sin nada forzado y pomposo, que no sea solo un protocolo obligatorio más en la agenda de los empleadores. Esta sería es una buena estrategia para mejorar el ambiente en los equipos.

7. ¿Qué transformación has tenido y que será valiosa para tu cliente ideal?

Seguramente hubo momentos duros y agotadores pero también decisiones inspiradoras, momentos reveladores, creatividad y concentración. Aquí hay un buen material para una nueva historia de transformación para contar a tu audiencia.

Lo que has aprendido y aplicado, ahora es parte de tu ADN y todo lo que queda es continuar esa aventura a través de tus servicios y productos.

8. ¿Qué funcionará realmente?

Definitivamente no hay una sola respuesta correcta y el modelo no será perfecto. Nadie lo logrará a la primera y probablemente los que tienen esta expectativa comiencen con el pie izquierdo.

Sabiendo lo que ya sabes, todo lo que queda es estar preparado para un período de exploración, pruebas y evaluación, lleno de altibajos.

Y si la falta de perspectiva es uno de los eslabones débiles de esta cadena de transición, las preguntas pueden venir al rescate.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirte al boletín, aceptas la política de privacidad.

Escrito por Patricea Pop

Contributor

Sé el primero en dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *