El trabajo a distancia significa algo más que trabajar desde casa

Cristiana Tănase

10 minutos para leer

Después de la experiencia vivida el último año, muchos de nosotros nos hemos convertido en expertos en el trabajo desde casa y podríamos escribir libros sobre este tema, pero muy pocos tienen una perspectiva completa sobre el trabajo a distancia.

De hecho, el contexto especial impuesto por la pandemia nos permitió descubrir a través del trabajo en casa un estilo de trabajo alternativo, pero no necesariamente flexible, precisamente porque teníamos que quedarnos más tiempo del que hubiéramos estado cómodos en casa. Así, el trabajo desde casa se ha convertido, para la mayoría, en una situación tan rígida como la de 9 a 5 en la oficina todos los días. Entonces, ¿Dónde está el entusiasmo que una vez pensaste que la gente que no trabaja desde una oficina fija sentía? ¿Dónde está la emoción por el trabajo que esperabas y que pudo darte la libertad de trabajar en pijama, ahorrando un tiempo precioso en el tráfico para trabajar?

La respuesta a estas preguntas radica precisamente en las diferencias entre el trabajo desde casa y el trabajo desde cualquier lugar, dos variantes de trabajo entre las que no hay delimitaciones rígidas y que pueden mezclarse armoniosamente en nuestro programa, siempre y cuando encontremos las proporciones adecuadas para nosotros.

¡Primero aclaremos lo que estos estilos de trabajo tienen en común!

  • Obviamente, ambas suponen el hecho de que no estás físicamente en la oficina, rodeado de tus compañeros en una sede que solo pertenece a vosotros.
  • Ambos pueden ser temporales o a largo plazo, a media jornada o a tiempo completo. Por ejemplo, algunas organizaciones ofrecieron a los empleados la oportunidad de trabajar un día a la semana desde casa.
  • Tanto el trabajo desde casa como el trabajo en un régimen a distancia asumen que sabes como organizar tu propio horario del día, sin la necesidad de tomar ejemplo de los compañeros y trabajadores más disciplinados presentes a tu alrededor. Tienes más flexibilidad y autonomía, pero también tienes más responsabilidad a la hora de saber organizarte eficazmente por cuenta propia.

Sin embargo, más allá de estos puntos de intersección, el trabajo desde casa y el trabajo a distancia deben entenderse como estilos distintos de trabajo y vida, cada uno con beneficios y desafíos específicos.

Trabajar desde casa es una solución especialmente preferida por los empleados con situaciones familiares que los mantienen físicamente conectados al hogar, como los padres con niños pequeños. También puede ser una muy buena solución para aquellos que necesitan períodos tranquilos con el fin de poder centrarse intensamente en un proyecto importante, evitando el ajetreo y el bullicio de la oficina. Por supuesto, este beneficio es válido siempre y cuando puedas conseguir un lugar específico de la casa en el que estés tranquilo, libre de perturbaciones. Si no tienes esta posibilidad, o si no puedes movilizarte para trabajar en un ambiente familiar, el trabajo desde casa puede parecer tan atractivo como el tráfico en hora punta, y volver a la oficina sería el mejor de los sueños.

Como se vio durante la pandemia, trabajar desde casa también puede causar una sensación de aislamiento, soledad y desconexión con el equipo. Es por eso que, parece ser una solución temporal, particularmente acordada por aquellos con una personalidad introvertida.

Todo el espectro de trabajo a distancia sale a la luz donde el trabajo en casa falla, pero en la organización se fomenta la flexibilidad, y los empleados lo asumen con los brazos abiertos. En la opción de trabajo a distancia, el ambiente de trabajo es diferente al del escritorio, y de la mesa en la sala de estar donde se encuentra tu ordenador portátil en casa. De hecho, el trabajo a distancia significa trabajar desde cualquier lugar. Te permite ser nómada. Te permite trabajar desde el parque, desde una cafetería, desde la recepción de un hotel, desde el tren, desde la casa de un amigo que visitas en otra ciudad, en otro país donde viajas sin tomarte unas vacaciones.

Hoy en día, la tecnología ayuda a la mayoría de nosotros a trabajar sin problemas desde cualquier lugar donde haya una buena conexión a Internet. El trabajo a distancia, sin embargo, no significa un trabajo y estilo de vida bohemio, carente de estructura y algunos que otros marcos oficiales. Por el contrario, podríamos decir que aquellos que logran tener buenos resultados trabajando desde cualquier lugar son las personas más responsables, creativas e ingeniosas en su trabajo.

Y si el trabajo desde casa implica aislamiento físico del ambiente empresarial, el trabajo a distancia elimina este inconveniente a través de espacios de coworking, que proporcionan acceso a todas las instalaciones de una oficina moderna, la capacidad de trabajar rodeado de profesionales de diversos campos y sentirte incluido en una comunidad de alto nivel. Incluso unos pocos días al mes pasados en un entorno de este tipo aumenta tu apetito por el trabajo y te ayuda a mantenerte productivo en lo que resta de tiempo.

Por último, pero no menos importante, espacios de coworking como a los que tienes acceso a través de Pluria cumplen con el sistema de trabajo remoto gracias a la posibilidad de reservar salas de reuniones y oficinas privadas. Puedes elegir una oficina individual cuando lo desees, pero hay situaciones en las que se requieren reuniones de trabajo en equipo o reuniones de clientes en un espacio de negocios, agradable, y tranquilo. Una sala de reuniones en un espacio de coworking sería la solución ideal, mientras que el negocio prospera y tú sigues siendo un promotor de la flexibilidad en el trabajo.

Sería imposible sugerir una solución universalmente válida cuando se trata de elegir entre trabajar en la oficina, en casa o en cualquier lugar. La experiencia del último año ha llevado a muchos a concluir que lo ideal es que seamos capaces de combinarlos de forma equilibrada. ¿Cómo dividirías tu tiempo entre el trabajo desde casa y el trabajo a distancia para mantenerte flexible en el trabajo y productivo a la vez?

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirte al boletín, aceptas la política de privacidad.

Escrito por Cristiana Tănase

Contributor

Sé el primero en dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *