¿Cómo ha cambiado la pandemia el mercado laboral?

Diana Nădejde

9 minutos para leer

El último año nos ha dado una lección importante: la vida es impredecible y no podemos estar 100% preparados para ciertos cambios, pero tenemos la capacidad de adaptarnos rápidamente, si la situación lo exige.

Llevamos viviendo durante algún tiempo una «nueva normalidad», en la que incluimos hábitos pre pandémicos, pero por qué no, incluso oportunidades que pueden cambiar nuestro estilo de vida para mejor. En algún momento, las cosas volverán a una zona de equilibrio, pero los efectos de los cambios durante la crisis sanitaria ya están haciéndose notar.

Reinventar los departamentos de recursos humanos

El «problema covid-19» no llegó solo, para muchas empresas en Rumania y más allá, también significó una crisis interna. Por lo tanto, la mayoría buscó en los departamentos de recursos humanos una «solución salvadora». El cambio del programa, pero también del estilo de trabajo, la concesión del paro, las restricciones impuestas, la introducción del Kurzarbeit, la comunicación interna ha «caído sobre los hombros» de los departamentos de recursos humanos.

Si hasta ahora el departamento de recursos humanos era considerado estrictamente como un departamento de apoyo cuando se producen cambios de personal, a partir de ahora también tendrá un papel transformacional. Las organizaciones comprendieron plenamente la importancia de la flexibilidad y adaptabilidad que los recursos humanos han gestionado en los últimos tiempos.

No hay programa «de 9 a 5»

Hace unos años, no hubiéramos pensado que era posible adoptar el sistema remoto, «trabajando desde casa» siendo comparado con una especie de vacaciones, pero la pandemia hizo que esto fuera una realidad. Cada vez más empresas están cambiando a un programa remoto a tiempo completo para algunos o todos los empleados. Un «modelo de trabajo híbrido», es decir, una mezcla de trabajo remoto y de oficina es la opción que la mayoría de nosotros queremos. Esto equilibra los beneficios obvios de la interacción humana directa y la promoción de la cultura de la empresa a través de la presencia física, así como el espacio de trabajo familiar para aquellos que pueden llevar a cabo una actividad sin fisuras en el hogar.

La clave del éxito será el modo en el que todo esto se implementa sobre el papel, y no solo teóricamente, escuchando y entendiendo las necesidades de los empleados como primer paso. Además, se aplicarán nuevas formas de evaluar a los empleados, como la calidad sobre la cantidad, con un rendimiento recompensado en función de los resultados, en detrimento del número de horas trabajadas.

Adiós burocracia

El período de restricciones fue una buena prueba, especialmente para las instituciones estatales. A nivel europeo, los ciudadanos pueden resolver la mayoría de sus «problemas» en relación con el Estado con un solo «clic». En Rumanía esto es «algo más complicado», a veces incluso imposible. Así, independientemente de cómo las instituciones públicas hayan gestionado la situación, se ha hecho evidente que se puede reducir la burocracia, que una buena proporción de los empleados estatales pueden trabajar desde casa y que una infraestructura TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) es fundamental no solo para situaciones de crisis. En medio de la era de la velocidad, es normal que la interacción con las instituciones estatales se lleve a cabo gradualmente en línea.

Recientemente, hemos visto que las cosas están tomando forma en el mundo real, habiendo ya en el país una institución que ha introducido un software de gestión de tareas llamada Asana.

Estas prácticas también pueden introducirse en el entorno privado. Todas las interacciones físicas entre los equipos de trabajo o miembros de diferentes departamentos resultaron fáciles de reemplazar durante el estado de emergencia, posteriormente alerta. Un sinfín de reuniones se han convertido en reuniones cortas a través de Zoom, y en algunos casos solo en un correo electrónico.

También, el ámbito «privado», ha experimentado este año, limitado por circunstancias, prácticas de gestión ágiles, teniendo que probar y desarrollar servicios o productos en paralelo para mantenerse activos.

Empatía en la relación gerente-empleado

La transición a una cultura organizacional saludable, y también a la par con los nuevos requisitos del mercado laboral, pondrá aún más énfasis en las softskills, como la empatía, la comunicación y la confianza. Aunque los gerentes afirmaron haberse sentido listos para 2020, la mayoría necesitaron ayuda para manejar la situación emergente. Como resultado, las empresas comenzarán a invertir en el desarrollo de estas prácticas, que tienen como objetivo ayudar a los altos directivos a hacer frente a los desafíos que puedan surgir en su trabajo. Además, también se recomienda mostrar empatía hacia los empleados.

Se priorizará la salud de los empleados

Desafortunadamente, antes de la pandemia, no se hablaba del estado mental o físico del personal. Hoy en día, las cosas son diferentes, con muchos empleadores introduciendo ayudas especiales en lo que a la salud de los empleados se refiere. Somos diferentes, y para aquellos que prefieren «pertenecer a un grupo», el aislamiento puede causar depresión, ansiedad y otros problemas no deseados. La distancia física y social no ha hecho más que enfatizar estos problemas. Las empresas asumirán más responsabilidad por las ayudas y beneficios para cubrir también problemas de salud mental.

Desde el año pasado, el mundo ha estado cambiando constantemente, varios de los cambios esperados desde hace tiempo. Las tendencias que parecían imposibles se hicieron realidad, anulando patrones predeterminados. Así, los empresarios se vieron «desafiados» a construir modelos de negocio para un entorno económico en plena reconfiguración.

¿Tú qué cambios ha notado?

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirte al boletín, aceptas la política de privacidad.

Escrito por Diana Nădejde

Contributor

Sé el primero en dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *