6 técnicas de gestión de tiempo para mejorar tu productividad

Chatty Garrate

9 minutos para leer

Boosting remote work productivity

Mantenerse productivo y eficiente ha sido el desafío de muchos que, durante la pandemia, han trabajado por primera vez desde casa. Con la línea entre vida personal y profesional difuminada, la gestión del tiempo se convierte en una habilidad crucial para navegar este cambio. 

Aquí te damos algunos consejos para que logres gestionar tu tiempo eficazmente cuando trabajes a distancia.

1. Evita las distracciones

La mejor manera de mantener la concentración es eliminar las distracciones innecesarias. Esto, a pesar de ser una tarea bastante exigente al principio, debe tomarse en serio, ya que puede ayudarte a mejorar tu flujo de trabajo

Haz una lista de las cosas que crees están afectando a tu productividad, y elimínalas una a una. En el caso de las distracciones online, como es el caso de Netflix o las redes sociales, ayuda utilizar un portátil o dispositivo diferente para el trabajo, que no cuente con esos programas. 

Mantente enfocado en la tarea a completar, terminarás y alcanzarás tus objetivos antes. 

2. Define tus prioridades

Lamentablemente, se ha normalizado el tener una lista interminable de tareas a hacer en el día. Esto no debe estresarte, sino que debe ser una señal para que establezcas cuáles van a ser tus prioridades. Debes ser capaz de identificar las tareas más importantes y así saber en qué centrarte primero. 

Crea tus planes de trabajo en tus prioridades y el motivo que las justifica. Debes ser realista en cuanto a la viabilidad e impacto de estas prioridades en tu trabajo, para así asegurarte de usar tu tiempo eficientemente. 

Esto también te evitará sentirte abrumado por listas interminables. Tener un plan de trabajo según tus prioridades puede ayudarte a saber los pasos a dar para lograr tus objetivos. Traza y ordena tu plan a principio o al final del día y asegúrate un día eficiente. Si te ciñes a esto, lograrás cumplir tus objetivos para el día y disfrutarás del merecido tiempo libre. 

3. Evita el “multitasking”

Todos debemos bajar del pedestal en el que tenemos la multitarea. Tu cerebro sólo puede procesar una cosa a la vez, así que en realidad te ralentiza, haciéndote perder la concentración y realizar un trabajo mediocre, lo que puede afectar negativamente a tu evaluación como empleado. 

Cíñete a tus tareas y a sus respectivos plazos en tu plan. Comprométete con una cosa antes de pasar a la siguiente. También puede ser útil recordar que el cerebro humano tarda entre 15 y 20 minutos en volver a concentrarse cuando pasa a otra tarea. 

Por lo tanto, ir de un lado a otro de las tareas no es, obviamente, aconsejable, pues de lo contrario sólo estarás perdiendo el tiempo.

4. Utiliza tu calendario

Aplicaciones como el calendario de Google pueden hacer maravillas a la hora de gestionar tu flujo de trabajo. Acostúmbrate a rellenar tu calendario digital con tus citas de la semana antes del fin de semana, y asegúrate de compartirlo con tus compañeros. Así, ellos sabrán de antemano cuándo es el mejor momento de programar una reunión contigo, a la vez que respetan tus tiempo libre. 

Tener una visión general de tu agenda también puede ser útil cuando intentas planificar unas vacaciones o incluso para ver cuándo es mejor momento para tomar ese descanso que tanto necesitas.  

5. Establece y mantén límites

Demanda el respeto que te mereces comunicando claramente tus límites de tiempo. Esto es aplicable tanto a tus compañeros de trabajo como a tus amigos. 

Deja claro que las horas que puedes destinar a la investigación, los descansos y las reuniones no son negociables. Aprende a decir no para poder decirte sí a tí mismo.

6. Disfruta y confía en el proceso

No olvides disfrutar en el proceso mientras planeas y realizas lo mencionado anteriormente. Consideralo un mecanismo para conseguir más tiempo para tí mismo en el futuro. 

Tener claros tus objetivos y plazos te aclarará también los pasos a dar. Puede que fracases en los primeros días, pero persevera en el desarrollo de éstos hábitos. Con disciplina y trabajo duro, acabarás recogiendo los frutos de la productividad.

Muchos ya saben que una mejor gestión del tiempo aumenta la productividad en el teletrabajo, de hecho, se está convirtiendo en uno de los indicadores clave de rendimiento para muchas empresas. 

Si hay algo que debes recordar es que la gestión del tiempo no se aprende de la noche a la mañana. Requiere una práctica constante de la priorización y organización de tareas, lo que aumentará significativamente tu productividad. 

Ni que decir tiene que cada segundo de tu vida es un regalo, por lo que es tu deber gestionarlo con determinación, lo que te asegurará que dedicas parte de este tiempo a las cosas que quieres hacer también una vez sales del trabajo. 

Aprovecha la tecnología a la que tenemos acceso hoy día para trabajar de manera más inteligente con tu equipo. Una buena gestión del tiempo también puede contribuir a crear una cultura de trabajo saludable, contagiando a otros miembros de tu equipo que podrían necesitarla también. 

Al gestionar tu tiempo, no sólo estás mejorando tu productividad, sino también el respeto hacia tí mismo.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirte al boletín, aceptas la política de privacidad.

Escrito por Chatty Garrate

Chatty es una escritora independiente de Manila. Ella encuentra alegría en inspirar y educar a otros a través de la escritura. Por esto, además de su trabajo como evaluadora de idiomas para estudiantes locales e internacionales, pasa su tiempo libre escribiendo sobre diversos temas, como estilo de vida, tecnología y negocios.

Sé el primero en dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *