La rebelión de los empleados

Anca Șerban

4 minutos para leer

Cuando en la empresa más innovadora del planeta los empleados se unen contra el CEO porque este los quiere en la oficina tres días a la semana, es una señal de que no basta con ser innovadores en tecnología. Cuando lees que los empleados de otras grandes empresas prefieren dimitir antes que renunciar a trabajar desde casa empiezas a ver la magnitud de las cosas.

¿Por qué queremos que la gente vuelva a la oficina?

Porque… y aquí algunos directivos hablan de lo que perciben como los problemas del trabajo remoto: una colaboración más débil, que afecta la cultura organizacional, pero también el hecho de que, como dijo el CEO de JPMorgan Chase en una conferencia,”it doesn’t work for those who want to hustle.”

¿Es suficiente decirle a tus empleados que los quieres de vuelta en la oficina? A menos que quieras minar tu liderazgo y ahuyentar a tus mejores personas justo cuando, paradójicamente, quieres que estén a tu lado, trabajando codo con codo desde la oficina de al lado, que escuches «the hum of activity of in-person working», como escribió Tim Cook en una nota enviada a los empleados.

Los empleados, sin embargo, ya no son las mismas personas anteriores a la pandemia. No se les puede decir que ya no pueden trabajar de forma remota, porque lo acaban de hacer durante un año y además muy bien. Ya no se puede justificar el tiempo perdido con los desplazamientos, las interminables reuniones, la falta de flexibilidad. ¿Quiénes son los que se irán primero? Los mejores empleados, por supuesto. Aquellos que pueden encontrar el trabajo que desean porque están bien cotizados en el mercado. Todos los demás probablemente se quedarán. Y estarán en la oficina tres días a la semana. Y volveremos a escuchar «the hum of activity».

La pregunta es si realmente deseamos esto.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirte al boletín, aceptas la política de privacidad.

Escrito por Anca Șerban

Contributor

Sé el primero en dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *