¿Se puede monitorizar a los empleados a distancia?

Diana Nădejde

9 minutos para leer

La revolución digital del año pasado, junto con la detención de la clásica interacción entre empresas y potenciales clientes o socios comerciales, mostró lo siguiente: «la comunicación online no es un capricho». Para ser relevante incluso en situaciones de crisis, se necesita algo más que una publicación «lanzada» en las redes sociales una vez al mes. Por lo tanto, gracias al contexto creado, actualmente estamos asistiendo a un auge de los puestos de trabajo disponibles, especialmente en las industrias creativas o de informática.

Dado que una gran parte de ellos se llevan a cabo en un sistema remoto, varias veces hemos observado que se especifica desde la fase de reclutamiento, que los nuevos empleados serán monitoreados con la ayuda de ciertos softwares, como TeamViewer. Por lo tanto, aparecen dudas respecto a la posibilidad de que las empresas adopten tales prácticas.

¿Qué es un software de monitorización remoto?

Si bien los resultados de los empleados deben tener prioridad, no necesariamente la forma de obtenerlos, a muchas empresas les resulta difícil gestionar equipos de forma remota, ya que no implica una forma directa de ver qué están haciendo los miembros de los departamentos o dónde están en cada momento, como es el caso de una oficina física. Un software de «seguimiento» viene a solucionar este problema.

En principio, estas aplicaciones registran y monitorizan la actividad de los empleados, proporcionando acceso desde la sede de la empresa o de forma remota a las pantallas de los ordenadores en tiempo real, así como información del tipo: las teclas presionadas, capturas de pantalla periódicas del espacio de trabajo del empleado, programas abiertos o cerrados y una lista de todos los sitios visitados. La solución exclusivamente software se puede instalar en pocos minutos y no requiere ningún otro disco duro separado. También es una opción accesible, ya que no requiere habilidades especiales o capacitación en el campo para su configuración y uso. Entre los programas más conocidos de este tipo se encuentran: ActivTrak, Time Doctor, TeamViewer, Top Tracker, Workpuls, EmpMonitor, Teramind etc.

¿Cuándo es la monitorización legal?

Cuando hablamos de controlar a los empleados, se trata de lograr un equilibrio entre el derecho a la privacidad de los empleados y el interés legítimo de los directivos de proteger su negocio contra cualquier acción perjudicial. Por otro lado, independientemente de la tecnología utilizada, los empleadores deben tener en cuenta tres aspectos fundamentales:

1. Finalidad: la supervisión debe tener una finalidad legítima y precisa que justifique el tratamiento de datos personales en el contexto de las actividades de supervisión. Por ejemplo, el empresario señala que últimamente la productividad de los empleados ha disminuido considerablemente y quiere ver qué se debe a ello.
2. Transparencia: los empleados estarán claramente informados de las actividades de monitorización llevadas a cabo por el empleador, su propósito y cualquier medida que se llevará a cabo en caso de que se encuentre una violación de las reglas generalmente impuestas internamente.
3. Proporcionalidad: el control debe adoptar una forma adecuada, pertinente y no excesiva en relación con el propósito deseado. Las empresas buscarán y posteriormente conservarán únicamente la información que sea estrictamente necesaria para lograr su objetivo legítimo, dada la naturaleza de la empresa en cuestión.

En otras palabras, el gerente tiene la obligación de informar a los empleados que ha instalado un software de vigilancia de tráfico en su portátil u ordenador(escritorio). Además, en el caso de los dispositivos portátiles, el empleado debe ser informado de antemano que este dispositivo no puede ser utilizado para su propio beneficio.

Por ejemplo: si trabajas de forma remota y recibes un portátil o teléfono «de trabajo» de tu empresa, estos pueden ser supervisados, por supuesto si te notifican antes y se señala que no puedes usarlos para tu propio beneficio. Los empleadores no pueden «entrar» en tu vida para rebuscar en sus mensajes personales.

Caso Barbulescu v. Rumania

La práctica no difiere de la teoría, y el caso que está examinando el Tribunal Europeo de Derechos Humanos lo revela precisamente. El evento se refiere a un ciudadano rumano empleado en una empresa privada que, a petición del empleador, creó una cuenta de Yahoo Messenger, con el fin de mantener el contacto con los clientes.

Posteriormente, el empresario le informó de que sus mensajes habían sido vigilados durante cierto tiempo y que había utilizado la conexión a internet para fines personales, en contra de las normas internas. El empleado negó las acusaciones, respondiendo por escrito que utilizó la aplicación de mensajería solo con fines profesionales. Así, el empleado acudió a los tribunales nacionales alegando que la decisión de su empleador de rescindir su contrato de trabajo era contraria a la ley, al tiempo que violaba su derecho al respeto de la intimidad y la correspondencia.

El CEDO destacó que los empleadores pueden monitorear a sus empleados para ver si usan internet y el ordenador del trabajo para fines personales durante sus horas de trabajo. Sin embargo, tienen la obligación de anunciarlo con antelación y de garantizar la protección contra posibles abusos.

Por lo tanto, lo que los empleados deben saber es que pueden ser monitoreados hasta cierto punto, especialmente entre las grandes empresas. Ya sea que estemos hablando de un simple software de cronometraje o de monitorizar correos y conversaciones, notificar estos y respetar la vida privada son esenciales.

¿Cuál es tu opinión respecto a que los empleadores puedan monitorizar a distancia su equipo?

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirte al boletín, aceptas la política de privacidad.

Escrito por Diana Nădejde

Contributor

Sé el primero en dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *