El derecho a la desconexión digital – un bienvenido proyecto de ley europeo

Ane-Mary Ormenișan

10 minutos para leer

La pandemia ha generado un contexto frágil para las relaciones laborales y la transición hacia el trabajo remoto o teletrabajo dio lugar a la aparición de todo un abanico de desafíos inesperados… 

En estas circunstancias, la Unión Europea ha decidido prestar especial atención a protección de la vida privada de los empleados que trabajan de manera remota.

El proyecto legislativo „Right to disconnect” (El Derecho a la desconexión digital) viene acompañado por una exposición de motivos, fue una iniciativa del Parlamento Europeo y será presentado para el debate tanto en el mismo Parlamento Europeo como delante de la opinión pública en vía de su aprobación; es un proyecto que aboga por el derecho a la desconexión digital de los empleados y está en pleno proceso de finalización por parte de la Comisión Europea.

Es importante agregar que este documento se convertirá en ley – y en consecuencia será obligatorio integrarlo en las legislaciones nacionales de cada uno de los estados que forman parte de la Unión – pero solo después de haber sido aprobado y publicado en el Diario Oficial de la Unión Europea. 

La declaración de principios del documento aclara:

 “Los estados miembros de la Unión deberán asegurarse de que los trabajadores cuyo derecho a la desconexión ha sido infringido tienen acceso a mecanismos rápidos, eficientes e imparciales para solucionar los litigios y que tienen garantizada la reparación del perjuicio causado por la violación de los derechos establecidos en esta directiva. Los estados pueden otorgar a las organizaciones sindicales u a otros representantes de los trabajadores la posibilidad de iniciar – en el nombre o con el apoyo y la aprobación de los trabajadores, medidas administrativas que garanticen la aplicación y el respeto de los derechos establecidos por esta normativa.”

Las razones que llevaron a la necesidad de este proyecto:

  • Desde el comienzo de la pandemia, el porcentaje de personas que trabajan en la modalidad teletrabajo o trabajo remoto subió casi un 30% y se estima que en el futuro esta cifra va seguir igual o aumentará. 
  • Los estudios realizados por Eurofound concluyeron que las personas que trabajan desde casa de manera regular tienen el doble de probabilidad de trabajar más de 48 horas semanales si se los compara con sus compañeros que trabajan desde la oficina de sus empleadores.
  • Casi un 30% de los que trabajaron desde casa han declarado que han trabajado en su tiempo libre todos los días o varias veces a la semana, comparado con un 5% de sus compañeros que trabajan desde la oficina.
  • La cultura del “siempre activo” llevó a un aumento del riesgo de ansiedad, depresión y burnout (agotamiento).
  • Una vez que esta ley sea incorporada a la legislación nacional de cada uno de los estados miembros de la Unión Europea se garantizará que los empleados que eligen ejercer su derecho a la desconexión digital cuando trabajan desde casa no van a sufrir represalias por parte de sus empleadores.

Para entender mejor las reglamentaciones que serán incorporadas a la directiva europea, he aquí algunas clarificaciones adicionales:

  • El proyecto de ley está dirigido especialmente a los empleados que trabajan en la modalidad teletrabajo o trabajo remoto o trabajo desde casa y apoya de manera explícita el derecho que ellos tienen a una vida privada por fuera del horario de trabajo (negociado y acordado en el contrato individual de trabajo).
  • Las autoridades europeas han decidido iniciar el proyecto legislativo con la intención de establecer el derecho de los trabajadores que trabajan desde casa (en el contexto de las nuevas restricciones impuestas a causa de la pandemia de Covid) a no estar disponibles para sus empleadores fuera del horario de trabajo.
  • Cada uno de los estados miembros de la Unión establecerá – en su legislación nacional – cuáles son los métodos de medición del tiempo de trabajo y cuáles son los mecanismos que aseguraran la desconexión efectiva de los empleados. 
  • Una vez que la ley entre en vigencia, la directiva se aplicará en todos los sectores económicos – públicos y privados, y a todos los trabajadores, independientemente del rango y de las modalidades en las cuales los empleados desarrollan las actividades remuneradas.
  • Según establece el proyecto legislativo llamado „Right to disconnect” (el derecho a la desconexión digital), la directiva establece cuales son los requerimientos mínimos que les garanticen a los trabajadores que utilizan con fines profesionales herramientas digitales, inclusive la tecnología de la información y de las comunicaciones (TIC), tanto ejercitar su derecho a la desconexión digital como el respeto de este derecho por parte de los empleadores.
  • El derecho a la desconexión se manifiesta en que el empleado ya no está obligado a participar en actividades o comunicaciones intempestivas relacionadas con su trabajo fuera del horario laboral aún si utiliza herramientas digitales como por ejemplo un teléfono móvil, una Tablet, una laptop o una PC.
  • El acto normativo incluye también reglamentación que se refiere a las situaciones excepcionales en las cuales los empleadores pueden solicitar a sus empleados realizar actividades por fuera del horario laboral, siempre con la obligación de notificar con antelación la necesidad de tales actividades y de remunerar de manera correspondiente las mismas. 
  • En consecuencia, quedará prohibido que los empleadores discriminen de cualquier manera, que despidan o que tomen cualquier tipo de medida en contra de los empleados que se nieguen a trabajar, atender el teléfono o contestar correo electrónico por fuera del horario de trabajo.  
  • Cada uno de los estados miembros de la Unión podrá establecer – de manera proporcional a la gravedad de lo ocurrido – las medidas de sanción más eficientes que puedan disuadir a los empleadores de infringir el derecho a la desconexión digital de sus empleados. 
  • El proyecto legislativo europeo también incluye referencias al derecho de los empleados a presentarse delante de las autoridades judiciales competentes en materia en caso de sufrir repercusiones al ejercitar este derecho, inclusive para reclamar  compensaciones en caso de que se demuestre que hayan sido perjudicados.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirte al boletín, aceptas la política de privacidad.

Escrito por Ane-Mary Ormenișan

Contributor

Aceptar. Saber. Amar. Aprender. Para recibir. Regresar. ¡Para transformar!
En la sinuosa cronología de mi vida, estos son los verbos que siempre han definido mi existencia. También son ellos los que han suavizado mis oposiciones, que no fueron pocas …

Hoy soy fiel a mí misma de manera comprometida, amo a las personas de manera genuina, me expreso con libertad y traigo pasión a mis “ecuaciones” de vida, abriendo – siempre más amplias – “ventanas” al mundo que nunca cesan de sorprenderme.

Sé el primero en dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *