5 claves para reclutar a la Generación Z

Laura Coman

10 minutos para leer

Con una mentalidad global, una pasión innata por la tecnología y una irrefrenable necesidad de libertad y cambio, los jóvenes de la generación Z (que nacieron en el período 1996-2012) ya se han incorporado – aunque parcialmente – al mercado laboral, y dentro de unos años tendrán bastante peso en la fuerza de trabajo a nivel global (27% en el 2025, según weforum.org). Es por esto que es de suma importancia conocerles, descubrir qué tipo de candidatos son y cómo adaptarse a lo que buscan a la hora de elegir trabajo.

A continuación te presentamos cinco elementos que deberás tener en cuenta a la hora de reclutar jóvenes de la generación Z en tu empresa: 

Tecnología y digitalización

Muchas veces se los tilda de “adictos a la tecnología” pero es que los jóvenes de la generación Z han transformado los smartphones en casi una extensión de su propio cuerpo. Y la usan para resolver todo tipo de problemas, y no se limitan sólo a este dispositivo.  Para ellos, el uso de la tecnología es un hecho de la cotidianidad, en la vida personal, y aún más en la profesional. No importa si se trata de un  proceso de reclutamiento, las tareas cotidianas, comunicaciones internas entre los miembros de un equipo o en una reunión, si quieren retener a los empleados más jóvenes las empresas tienen que integrar la tecnología y la digitalización en sus procesos internos.

Equilibrio entre el trabajo y la vida privada

Cuando hablamos de la carrera profesional, para los jóvenes de la generación Z lo que más importa es su marca personal. Podrían pasar por individualistas, pero lejos de la realidad, simplemente están restaurando algo que las generaciones anteriores perdieron: el equilibrio entre la vida laboral y la vida privada. Los empleados de esta generación quieren viajar a otros continentes, tener puentes para un «city break», ir a festivales y disfrutar de sus hobbys. Ya no están dispuestos a aceptar de buena gana innecesarias horas extras o trabajar los fines de semana, especialmente si no son retribuidos y valorados de manera correspondiente. Tampoco quieren impresionar al jefe calentando silla, y están dispuestos a renunciar a un aumento de sueldo o a una posición con un título rimbombante si esto implica riesgo de burnout con responsabilidades imposibles y sacrificio del tiempo libre.

Libertad

Los jóvenes de la generación Z vienen experimentando la libertad y la independencia desde la infancia. A diferencia de generaciones anteriores, se han ido a estudiar al extranjero, han participado en cursos y campamentos en otros países desde la adolescencia, poniendo las bases de sus exitosas carreras internacionales. Estas experiencias no sólo les han permitido adquirir idiomas, sino también aprender cómo funcionan – o deberían funcionar – las organizaciones y la sociedad en general, cuáles son sus derechos, y también a ser más vocales, dándoles libertad de expresión y visión globales. Todo ésto, una vez de vuelta a sus países – si es que deciden regresar – cambia y enriquece su perspectiva profesional.  Por ello es fundamental no arrinconarlos con horarios fijos, reglas inmutables y sin libertad de expresión o de toma de decisiones. Así sólo conseguiremos asfixiarlos. Al contrario, si queremos convertirlos en empleados leales y sumar sus numeros talentos a nuestras flias, debemos entenderlos y ofrecerles una cultura organizacional “freshque se adapte a su situación con diferentes opciones – trabajo remoto, horario flexible, espacios de trabajo creativos, intercambios de experiencias, etc.

Velocidad

Estamos viviendo una época donde cualquier información está a un clic de distancia, donde las empresas de mensajería ofrecen servicios cada vez más rápidos – con las plataformas online de delivery siguiéndoles los talones – y, generalmente, todo ha tomado una velocidad de vértigo. Por esto es fácil entender por qué los jóvenes de hoy en día muestren una aversión total por las esperas. Esta falta de paciencia se hace también notar en el mercado laboral. Si los empleados de generaciones anteriores estaban dispuestos a aceptar procesos de reclutamiento largos de varias etapas y, una vez entraban a trabajar asumían tener que esperar años antes de recibir un ascenso, ahora los jóvenes de la generación Z son muy diferentes. Según un estudio realizado por InsideOut Development entre los jóvenes de esta generación, un 76% de ellos expresaron la opinión de que deberían ascender de posición en un año, mientras que poco más del 30% piensa que merecen ser ascendidos en los primeros seis meses de trabajar en una empresa. 

Sostentabilidad

La palabra “sostentabilidad” está de moda  y cada vez hay más empresas multinacionales que promueven también las campañas de responsabilidad social que tienen en marcha. No queda muy claro si es sólo una estrategia de marketing o de verdad les importa la “sostentabilidad”, lo que sí está claro es que la “sostentabilidad” resuena con las nuevas generaciones, y ya está siendo un criterio que tienen muy en cuenta a la hora de elegir un puesto de trabajo. Un informe realizado por Barkley muestra que casi un 70% de los jóvenes de la generación Z esperan que las empresas y sus marcas contribuyan al bienestar de la sociedad. En conclusión, si la organización donde trabajan se implica en este tipo acciones, los jóvenes de la generación Z sentirán que son parte del cambio, que participan en la construcción del bien común, y que su alineación con la empresa es real.

¿Cuál de todos estos elementos consideras que es más importante a la hora de reclutar jóvenes de la generación Z? y, ¿qué otras tendencias has identificado?

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirte al boletín, aceptas la política de privacidad.

Escrito por Laura Coman

Contributor

Sé el primero en dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *